Adoptar a un perro poco sociable

Download Resource

Los perros que vienen de situaciones en las que grandes grupos de perros vivían juntos o de granjas de perros han pasado la mayor parte de sus vidas con otros perros, y muchas veces han tenido poco contacto con personas. Pueden sentir temor en nuevas situaciones, especialmente cuando conocen a personas nuevas. Tampoco están adiestrados para la casa, y muchos de ellos no saben cómo caminar con correa. Sin embargo, con tiempo, paciencia y técnicas de adiestramiento de refuerzos positivos, como el adiestramiento con clicker, estos perros experimentarán una reducción del estrés y se convertirán en parte de la familia.

Qué esperar

Cuando lleva un perro nuevo a casa por primera vez, puede estar temeroso y querer esconderse o salir corriendo.
Debido a la falta de sociabilización, los perros que vienen de estas situaciones pueden tener mucho miedo de las personas, los ruidos y los movimientos repentinos. Es posible que, cuando tenga miedo, su perro se coloque en un rincón, debajo de la mesa de la cocina o en una habitación trasera. La mejor manera de ayudarlo cuando lo encuentra en estos lugares es agacharse a su nivel y animarlo a acercarse utilizando premios valiosos. No lo saque de estos lugares, ya que esto puede causarle pánico y ocasionar que lo muerda.

También en posible que su nuevo perro intente escapar cuando tenga miedo. Es de vital importancia tener un jardín cercado y una correa. No deje a su perro sin la correa en áreas nuevas. Estos perros no saben nada acerca de los peligros del tránsito ni de la supervivencia, y no se acercarán a un vecino para pedir ayuda.

Es posible que siempre tenga miedo de situaciones y personas nuevas.

Es posible que los perros de este tipo siempre estén nerviosos cuando visiten personas nuevas, haya ruidos fuertes o se encuentren con objetos nuevos. Sin embargo, usted puede ayudar a su perro a superar su miedo y recuperarse más rápido. La mejor manera de ayudarlo es utilizando técnicas de adiestramiento de refuerzos positivos (consulte nuestros folletos: “Refuerzos Positivos: adiestramiento de perros con premios y felicitaciones” y “Adiestramiento de perros con clicker”). Al combina premios con personas, ruidos y artículos nuevos, como la aspiradora o un automóvil, puede crear asociaciones positivas con ellos. También existen varios productos para reducir el estrés que pueden ayudar a su perro nuevo a adaptarse a situaciones de miedo (consulte nuestro folleto: “Alivie el estrés de su mascota”).

Hará sus necesidades en la casa.

A estos perros se les ha permitido hacer sus necesidades en cualquier parte. Esto puede hacer que adiestrarlos para estar en la casa sea un desafío, así que espere algunos accidentes. Cuando ocurran, limpie las zonas sucias con un limpiador de manchas de mascotas adecuado (consulte nuestro folleto: “Limpieza exitosa para eliminar los olores y manchas de las mascotas”). Adiestrar a su nuevo perro para que esté en la casa es como adiestrar a un cachorro. La constancia, el refuerzo positivo y la observación constante son fundamentales (consulte nuestro folleto: “Adiestre a su cachorro para estar la casa”).

Es posible que no sepa caminar con correa.

Estos perros nunca han usado correa, y esa sensación de restricción al final de la correa puede ser aterradora. El adiestramiento con correa debe ser gradual y SIEMPRE hacerse en una zona bien cercada. También requerirá paciencia y refuerzos positivos.

Se recomienda una correa deslizante para evitar que su perro se saque el collar cuando tenga miedo. Una correa deslizante también será más fácil de poner y menos intimidante, porque no tendrá que estar encima de su perro para ajustar la correa al collar. Utilice premios cuando coloca la correa para generar una mejor asociación. Una vez que ponga la correa, permita que su perro la arrastre un poco al caminar. SIEMPRE debe supervisarlo cuando arrastra la correa para evitar que se enrede. A medida que esté más cómodo con la correa puesta, puede empezar a llevar la correa mientras el perro camina, pero asegúrese de que esté suelta mientras lo hace. Una vez que pueda caminar con la correa, utilice premios para alentarlo a que lo siga. También puede usar el adiestramiento con clicker para reforzar comportamientos seguros cuando el perro tiene la correa puesta, como llamarlo.

La mayoría de estos perros tampoco tienen experiencia con escaleras. Siempre supervise a su nuevo perro cuando esté en las escaleras, para que no se caiga. También use premios para animarlo a usarlas; nunca lo fuerce a subir o bajar.

Es posible que no le guste que lo alcen.

Debido a la falta de trato, los perros de este tipo no están acostumbrados a que se los manipule y es posible que luchen cuando se los alza. Puede que sea fácil alzar a su nuevo perro para llevarlo afuera, pero solamente debe hacerlo si pesa menos de 25 libras. Si pesa más de 25 libras, podrían lastimarse tanto usted como su perro. Sin embargo, si lucha cuando lo alza, no lo fuerce, más bien trate de animarlo a salir afuera usando premios. También puede usar premios para generar una asociación positiva con ser alzado. Para hacerlo, combine alzarlo con darle premios. Sin embargo, recuerde manipularlo lo menos posible e incremente de a poco la cantidad de tiempo a medida que se sienta más cómodo. Hasta que se sienta más cómodo, puede interactuar positivamente de otras maneras, como el adiestramiento con clicker (como se mencionó anteriormente) y animándolo a jugar con sus juguetes.

Podría desempeñarse bien en una casa con otros perros, pero nada garantiza que se llevará bien con cada perro nuevo.

Debido a la gran cantidad de perros en estas situaciones, la mayoría han pasado toda su vida rodeados de otros perros y prefieren su compañía. Sin embargo, algunos perros han mostrado señales de no llevarse bien con otros perros cuando llegan al refugio, y estarán mejor en una casa sin otros perros. Tenga en cuenta que es posible que incluso un perro que disfruta de la compañía de otros perros no se lleve bien con cada perro nuevo. Con las técnicas de presentación adecuadas, de a poco y mediante refuerzos positivos, estos perros pueden aprender a coexistir con un perro nuevo, pero no hay garantías. Consulte nuestro folleto: “Presentación de su nuevo perro a su perro actual” para saber más sobre las técnicas de presentación adecuadas.

Qué no hacer

  • Nunca fuerce a su perro a pasar tiempo con su nueva familia o con personas nuevas. Dele la oportunidad de acercarse y recompénselo por interactuar con otras personas.
  • Nunca persiga a su perro. Si se encuentra en una situación en la que necesita alzar a su perro para medicarlo o llevarlo afuera, no lo persiga por la casa para atraparlo. Mejor espere a que se haya instalado en algún lugar, como su cama, y luego acérquese lentamente agachándose a su nivel. Una vez que haya podido manipularlo o medicarlo, dele premios o alimento.
  • No lo incentive a acercarse si va a pasar algo malo, o evitará acercarse.
  • Nunca castigue a su perro por ensuciar la casa, mostrar un comportamiento asustadizo como gruñir, o cualquier otro comportamiento inapropiado. El castigo solo hará que su perro le tenga miedo y puede conducir a una agresión. Consulte nuestro folleto “El perro asustadizo”.