Programa de atención Veterinaria de asistencia posadopción

Download Resource

¡Felicitaciones! ¡Gracias por adoptar una nueva mascota!

Si su nueva mascota desarrolla una enfermedad relacionada con el refugio –como tos de las perreras, infección de las vías respiratorias superiores o diarrea– dentro de los 15 días posteriores a la adopción, llame a nuestro departamento de Servicios veterinarios al número telefónico que se encuentra arriba a fin de programar un turno para el tratamiento. Nuestros veterinarios y técnicos veterinarios también estarán contentos de responder preguntas y conversar sobre asuntos relacionados con la salud de su nueva mascota.

Si elige que su propio veterinario trate la afección, Dumb Friends League no realizará el reembolso de las facturas veterinarias. Además, no se proporcionará tratamiento para otros animales de su hogar en caso de que se enfermen.

Vacunas y su primer visita al consultorio veterinario

Todos los animales reciben las vacunas apropiadas según su edad antes de la adopción, incluida la vacuna contra la rabia para todos los gatos y perros de cuatro meses o más.

Los miembros participantes de la Asociación Médica Veterinaria del Área de Denver (DAVMS, por sus siglas en inglés) donan generosamente un examen veterinario gratuito para las mascotas adoptadas de Dumb Friends League. Este examen gratuito debe realizarse dentro de los 14 días posteriores la adopción. Si durante el examen se aplican vacunas adicionales, usted será responsable de pagar por ellas, solo se exime el costo de la visita inicial al consultorio. Lo alentamos a que aproveche esta consulta, ya que permite que su mascota sea examinada por un profesional independiente y le permite a usted conversar con su veterinario acerca de cualquier pregunta sobre la atención de salud que pueda tener y hablar sobre el calendario de vacunación de su mascota. Los cachorros de perro y de gato requieren una serie de vacunas que pueden no haberse completado en el refugio.

No podemos garantizar la salud de su animal

Los animales que recibimos provienen de una gran variedad de contextos. Algunos han sido maltratados o abandonados. Algunos vienen de otros refugios u organizaciones de protección animal. Otros se han perdido o han estado expuestos a enfermedades infecciosas. Y otros han sido consentidos por sus dueños anteriores. En muchos casos, no tenemos conocimiento de los problemas de salud anteriores, los antecedentes de vacunación ni ninguna forma de saber si el animal ha estado expuesto a una enfermedad. Su nuevo perro o gato fue examinado y recibió la vacuna combinada contra el moquillo cuando ingresó a nuestro refugio. Sin embargo, su mascota pudo haber estado expuesta a una enfermedad contagiosa y haberla contraído antes de llegar aquí. También es importante tener en cuenta que algunos animales pueden tener problemas de salud que no se hicieron evidentes mientras se encontraban bajo nuestro cuidado.

Algunas de las afecciones más comunes son las siguientes:

  • Tos de las perreras: tos crónica con o sin secreción nasal
  • Infección de las vías respiratorias superiores en los gatos: estornudos, secreción nasal u ocular, congestión
  • Diarrea o heces blandas: como consecuencia de parásitos intestinales, estrés, etcétera

¿Cómo sabré si mi nueva mascota adoptada está enferma?

Su mascota puede mostrar señales de enfermedad poco tiempo después de la adopción o estar en la fase de incubación de una enfermedad y no mostrar señales por hasta 10 días luego de ir a su hogar. Las enfermedades infecciosas que se ven en los refugios de animales van desde afecciones comunes tratables, como tos de las perreras en perros e infecciones de las vías respiratorias superiores en gatos, hasta enfermedades menos comunes pero potencialmente mortales, como moquillo, parvovirus canino y virus de la leucemia felina. Algunas enfermedades son potencialmente contagiosas para los humanos, como la giardiasis y la tiña. Recuerde que es posible que su mascota no haya mostrado ninguna señal de enfermedad mientras estuvo bajo nuestro cuidado. Llame a nuestro personal veterinario si tiene preguntas o inquietudes sobre los síntomas.

Afecciones médicas no cubiertas por este programa

No brindamos atención para afecciones que se originan luego de que un animal haya dejado nuestros refugios, como traumatismos, accidentes automovilísticos, heridas o laceraciones de peleas o ingestión de cuerpos extraños, como juguetes, plásticos, huesos, químicos o venenos. En el evento poco común de que se descubra que su mascota tiene una enfermedad crónica grave; un problema ortopédico grave; un defecto congénito o mortal; una enfermedad potencialmente incurable, como moquillo canino o infección del virus de la leucemia felina, comuníquese con nosotros para hablar de sus opciones, incluido el intercambio por otra mascota.

Si se descubre que su nueva mascota tiene una afección médica que usted no puede atender, puede devolver la mascota a nuestro refugio. Nuestro personal lo ayudará a encontrar una nueva.

Por último, la atención se brinda solo a mascotas recientemente adoptadas y no a otras mascotas de la vivienda que se puedan haber enfermado o herido por la nueva mascota adoptada.