El gato asustado

Download Resource

Cuando los gatos se sienten amenazados, suelen responden de tres maneras hacia el objeto, la persona o la situación que perciben como una amenaza: pelear, escapar o quedarse inmóviles. Algunos gatos se asustan tanto que pierden el control de sus vejigas o intestinos y hacen del baño justo donde se encuentran. Cada gato tiene su forma preferida de enfrentar una crisis. Usted notará que su gato probablemente probará una opción primero y, si no funciona, probará otra. Por ejemplo, si su gato le teme a los perros, y un amigo viene a visitarlo con su perro, es posible que note lo siguiente: primero, su gato eriza su pelaje para parecer grande, luego sisea y escupe al perro. Si el perro no retira, es posible que el gato se escape de la situación, encuentre un lugar donde esconderse y se quede inmóvil hasta que considere que la situación es segura.

Su gato puede manifestar los siguientes comportamientos cuando tiene miedo:

¿Qué provoca el comportamiento temeroso?

Deberá observar a su gato de cerca para determinar qué causa su comportamiento temeroso. Tenga en cuenta que solo porque usted sepa que la persona o el animal que se acerca a su gato tenga buenas intenciones no significa que el gato se sienta seguro. Cualquier cosa puede disparar su temor. Algunos desencadenantes comunes son los siguientes:

Es normal que quiera ayudar y calmar a su gato cuando está asustado. Sin embargo, esto no necesariamente es lo mejor desde el punto de vista del gato. Es normal que el animal se sienta inseguro o asustado en un nuevo entorno. Generalmente, su gato nuevo se esconderá un día o dos cuando llegue a su hogar por primera vez. A veces, una experiencia traumática, como una consulta al veterinario o la llegada de una nueva mascota al hogar, puede alterar su rutina y hacer que se esconda bajo la cama durante algunos días.

Qué puede hacer

Expectativas realísticas

Algunas de las situaciones que atemorizan a los gatos pueden ser difíciles de reproducir o controlar. Por ejemplo, si su gato le teme a las tormentas de relámpagos, puede reaccionar ante otros fenómenos que se dan durante la tormenta, como olores, cambios en la presión barométrica o cambios en la luz. Durante el proceso de desensibilización, es imposible reproducir todos estos factores. Si su gato les teme a los hombres, puede probar la desensibilización y sustitución del estímulo, pero si un hombre adulto vive en la casa y el gato está constantemente expuesto a él, esto puede alterar el proceso gradual de desensibilización.

Consulte a su veterinario

Es posible que existan medicamentos que ayuden a su gato a sentir menos ansiedad durante períodos breves. Su veterinario es la única persona habilitada y calificada para recetarle medicamentos a su gato. No intente darle a su gato ningún medicamento de venta libre o bajo receta sin consultar a su veterinario. Los animales no responden a los medicamentos igual que las personas, y un medicamento seguro para humanos puede ser letal para su gato. La terapia farmacológica en sí misma no reducirá los miedos y las fobias de manera permanente. En casos extremos, el mejor tratamiento puede ser la combinación de la modificación del comportamiento y los medicamentos.

Nuevos productos

Reconocidas empresas están comercializando productos que alivian la ansiedad y el estrés de los gatos. Tenga en cuenta que estas opciones no son curas automáticas del miedo o la ansiedad, sino que deben utilizarse junto con técnicas de modificación del comportamiento. Consulte nuestro folleto “Alivie el estrés de su mascota” para obtener más información.

Qué no hacer

Nota sobre la agresión

Si su gato se muestra amenazante hacia usted, otra persona o un animal, busque la ayuda de un especialista profesional en comportamiento animal. Para que, mientras tanto, se preserve la seguridad de todos, encierre a su gato en una zona de la casa donde todas las interacciones se reduzcan al mínimo y sean supervisadas por alguien responsable. Las mordeduras y los rasguños de los gatos son graves y pueden infectarse fácilmente. Las mordeduras deben denunciarse ante la agencia local de control de animales para que su gato pueda ser puesto en cuarentena y se determine si tiene rabia. Si no puede mantener a su gato separado de los estímulos que lo ponen agresivo y no puede trabajar con un especialista profesional en comportamiento animal, analice la posibilidad de que su gato sea sacrificado de forma humanitaria. La seguridad de su gato y de otros animales y personas que tengan contacto con él debe ser su primera consideración.