El Perro Ladrador

Download Resource

El ladrido es el resultado ya sea de ansiedad o de una predisposición genética de su perro a ladrar, como sucede con los galgos. Si la raza de su perro es de las que ladran, trabaje para enseñarle a su perro la orden de “quieto” (vea abajo), proporciónele varios medios de descarga de energia, y juguetes para que se entretenga.

Los ladridos relacionados con la ansiedad, especialmente si es un comportamiento nuevo, pueden ser el resultado de un problema médico subyacente, por lo tanto, lo primero que debe hacer es llevar a su perro al veterinario. Si todo está bien médicamente, lo siguiente que debe hacer es determinar en qué momento ladra su perro, durante cuánto tiempo y qué lo hace ladrar. Si su perro ladra cuando usted no está en su hogar, pregúntele a sus vecinos, conduzca o camine por la cuadra y observe y escuche unos momentos, o deje una grabadora o filmadora encendida cuando se vaya al trabajo. Con suerte, podrá descubrir cuál de los siguientes problemas relacionados con la ansiedad es la causa de los ladridos de su perro.

Aislamiento social/Búsqueda de atención

Es posible que su perro ladre porque está aburrido o se siento solo en estos casos:

Recomendaciones

Expanda el mundo de su perro y aumente su “tiempo con las personas” de las siguientes formas:

Frustración/Comportamiento aprendido

Es posible que su perro ladre por frustración o como comportamiento aprendido en estos casos:

Recomendaciones

Miedos y fobias

El ladrido de su perro puede ser una respuesta a algo a lo que teme en estos casos:

Recomendaciones

Ansiedad de separación

Es posible que su perro sufra ansiedad de separación en estos casos:

Recomendaciones

Qué no hacer

No recomendamos el uso de collares antiladridos. Los collares antiladridos están especialmente diseñados para generar un impulso aversivo cuando su perro ladra. Hay diferentes tipos de collares antiladridos: collares de citronela, de sonido aversivo y de descarga eléctrica. De todos modos, si su perro ladra debido a la ansiedad, utilizar cualquier método aversivo no resolverá el problema, por el contrario, más bien empeorará la ansiedad.

En especial, NO recomendamos los collares con descarga eléctrica. La descarga es dolorosa para su perro y puede provocar que la agresión se redirija hacia personas u otras mascotas que se encuentren a su alrededor cuando ocurre la descarga.

La otra desventaja principal de los collares antiladridos es que no tratan la causa subyacente del ladrido. Podrá eliminar el ladrido en sí, pero podría darse una sustitución del síntoma, que ocasiones que su perro haga hoyos, se escape o se vuelva destructivo o incluso agresivo.