Elegir una residencia canina

Download Resource

¿Debe dejar la ciudad? Una residencia canina puede brindarle a su mascota cuidados de calidad mientras usted está de viaje, y eso significa tranquilidad. Sin embargo, antes de cargar a Fido y a Fluffy en al automóvil para llevarlos a la residencia más cercana, es importante que haga la tarea y encuentre el establecimiento adecuado para sus mascotas. Luego, debe preparar a sus mascotas para la estadía.

¿Cuáles son las ventajas y las desventajas de llevar las mascotas a una residencia canina?

Sus mascotas dependen de que usted las cuide bien, incluso si está fuera de la ciudad. Es posible que sus familiares y amigos no tengan la experiencia o el tiempo necesarios para cuidar a sus mascotas correctamente, en especial, durante viajes más largos. Por eso, la próxima vez que tenga que dejar a sus mascotas por un tiempo, deje el cuidado en manos de profesionales y busque un cuidador de mascotas o una residencia canina de buen nombre.

Un establecimiento especializado en el cuidado y la estadía nocturna permite que su mascota:

Entre las desventajas de llevar su mascota a una residencia canina, se incluyen las siguientes:

¿Cómo encontrar una buena residencia canina?

Pida una recomendación a un amigo, vecino, veterinario, un prestigioso entrenador de perros o un refugio de animales. Recuerde que algunos refugios de animales sin fines de lucro, como Dumb Friends League, no pueden hacer derivaciones específicas a negocios privados. Sin embargo, también tiene la opción de buscar en las Páginas Amarillas, en la sección de guarderías y residencias para mascotas. Una vez que tenga los nombres, incluso los que haya recibido de fuentes confiables, es importante que haga una constatación de las referencias.

Primero, averigüe si en su estado son obligatorias las inspecciones a residencias caninas. En Colorado, las lleva a cabo el Departamento de Agricultura de Colorado; asegúrese de que la residencia en la que está pensando exhiba una licencia o un certificado que acredite que la residencia cumple con las normas exigidas. Para ponerse en contacto con el Departamento de Agricultura de Colorado respecto de una residencia canina u otro establecimiento para animales, llame al 303.239.4100 o visite http://www.colorado.gov/ag y haga clic en “Divisions” (Divisiones).

Verifique también con Better Business Bureau para ver si se ha presentado alguna queja contra la residencia canina que está evaluando. Las reseñas en línea de páginas web de clientes, como www.yelp.com y www.cityvoter.com también pueden ser útiles y proporcionar comentarios sobre las experiencias de otros clientes.

Una vez que seleccionó algunas residencias caninas, confirme que puedan alojar a su mascota en las fechas específicas y que puedan ocuparse de sus necesidades personales, en caso de que las tenga. Si está satisfecho, programe una visita para recorrer la residencia usted mismo y tomar una decisión informada antes de dejar a sus mascotas.

¿Qué debo buscar?

En su visita, solicite ver todos los lugares a los que puedan llevar a su mascota. Preste particular atención a lo siguiente:

¿Cómo preparo a mi mascota?

Asegúrese de que su mascota conozca los comandos básicos y esté bien socializada con otras personas y mascotas; si su mascota tiene un problema de agresión o si es rebelde, es posible que no sea buena candidata para una residencia canina. Antes de llevar a su animal a la residencia canina, asegúrese de que tenga las vacunas al día.

También es una buena idea acostumbrar a su mascota para estadías más prolongadas en una residencia canina dejándola allí durante un viaje corto, como una excursión de fin de semana. Esto le permite trabajar en cualquier problema antes de dejar a su mascota en una residencia durante un período prolongado.
Antes de dirigirse a la residencia canina, vuelva a verificar que tiene los medicamentos y alimentos especiales de su mascota (si corresponde) el número de teléfono de su veterinario, su información de contacto cuando esté de viaje e información de un contacto local de respaldo.

Cuando llegue a la residencia con su mascota, recuérdele al personal acerca de los medicamentos o los problemas de comportamiento que tenga su mascota, como antecedentes de epilepsia o miedo a los truenos. Después del proceso de registro, entréguele su mascota a un miembro del personal, despídase y váyase. Evite las despedidas largas y emotivas, ya que pueden alterar a su mascota. Por último, tenga un buen viaje sabiendo que su mascota está en buenas manos y que estará feliz de volver a verlo cuando regrese.