Enseñe a su perro a calmarse

Download Resource

Definición:

“Relájate, quédate calmado”.

Usos prácticos:

El comando “calma” debe ser más relajado que “échate-quédate” o “sienta-quédate”; no hace falta que el perro mantenga una posición específica. Pueden usarlo en la sala de espera en el veterinario, o cuando salen de paseo y usted se detiene a hablar con un vecino.

Cómo enseñarle:

Agregar la señal:

Cuando el perro comience a ofrecer el comportamiento deseado (posición corporal relajada, sin luchar ni molestarlo a usted) en respuesta al hecho de que usted esté parado sobre su correa, diga “calma”. Haga esto unas 20 veces en dos sesiones de entrenamiento distintas.

En su próxima sesión de entrenamiento, comience diciendo la palabra de señal mientras se para en la correa. En forma gradual, “retrase” la señal hasta que pueda decirla antes de que el perro realice el comportamiento.

El paso siguiente:

Consejos: