Gatos: Rascar Destructivamente

Descargar Recurso

¿Por qué rascan los gatos?

Es normal que los gatos rasquen los objetos de su entorno por diversos motivos:

  • Para quitarse las capas exteriores muertas de las garras.
  • Para marcar su territorio dejando una marca tanto visual como aromática, ya que tienen glándulas odoríferas en las patas.
  • Para estirar el cuerpo y flexionar sus patas y garras.
  • Para descargar energía.

Dado que rascar es un comportamiento normal, el objetivo de resolver los problemas de rascado es dirigir la acción hacia objetos permitidos y brindar los medios de descarga adecuados.

Enseñe a su gato a rascar objetos permitidos

  1. Debe proporcionar objetos para rascar que sean atractivos, llamativos y cómodos desde el punto de vista del gato. Comience por observar las características físicas de los objetos que rasca su gato. Las respuestas a las siguientes preguntas lo ayudarán a comprender las preferencias de su gato en este sentido:
    • ¿Dónde se encuentran los objetos? Los objetos prominentes, los objetos cercanos a las áreas de dormir y las áreas cercanas a la entrada de una habitación son con frecuencia los preferidos.
    • ¿Qué textura tienen, suave o áspera? ¿O alfombrada?
    • ¿Qué forma tienen, horizontal o vertical?
    • ¿Qué altura tienen? ¿A qué altura rasca su gato?
  2. Ahora bien, teniendo en cuenta las preferencias demostradas del gato, reemplácelas con objetos similares para que rasque (cuerdas, palos envueltos, cartón corrugado, o incluso un leño). Coloque los objetos permitidos cerca de los objetos inadecuados que ya usa. Asegúrese de que los objetos estén fijos y no se caigan ni se muevan mientras los usa.
  3. Cubra los objetos prohibidos con algo que le resulte poco atractivo a su gato, como cinta adhesiva de doble cara, papel de aluminio, papel de lija o una alfombra de pasillo plástica con el lado rugoso hacia arriba.
  4. Cuando su gato use constantemente el objeto adecuado, puede cambiarlo de lugar. Al cambiarlo de lugar, asegúrese de colocar el objeto que rasca lo más cerca posible de las ubicaciones preferidas para rascar de su gato, por ejemplo, cerca de las áreas para dormir de la mascota o de la entrada a una habitación. Además, asegúrese de trasladar el objeto en forma gradual en el transcurso de varios días o semanas.
  5. No quite los cobertores poco atractivos de los objetos prohibidos hasta que su gato utilice en forma constante los objetos adecuados en sus ubicaciones permanentes durante varias semanas, o incluso meses. Debe retirarlos en forma gradual, no todos a la vez.

¿Debo castigar a mi gato por rascar?

¡NO! El castigo no cambia el comportamiento y puede hacer que le tema a usted o al entorno, lo cual puede incitar una agresión defensiva. El castigo en sí mismo no resuelve los problemas de rascado, porque no le enseña a su gato dónde sí puede rascar. En lugar de eso, el gato se abstendrá de rascar en su presencia, pero continuará haciéndolo cuando usted no esté.

¿Debo recortarle las garras a mi gato?

Para ayudar a mantener sus garras afiladas, los gatos las mantienen retraídas, salvo cuando las necesitan. A medida que las garras crecen demasiado y se curvan, los gatos no las pueden retraer por completo. Debe cortar las puntas afiladas de las garras de su gato de las cuatro patas aproximadamente todas las semanas. Hay varios tipos de recortadoras de garras diseñadas especialmente para mascotas. Recortas las garras del gato también ayudará a evitar que se enganchen en alfombras, telas y la piel. Cuando recorte, solo quite las puntas afiladas y asegúrese de no cortar la parte rosada de la garra del gato, ya que sangrará y le dolerá.

Si su gato es sensible a que le recorten las uñas, trabaje en hacer buenas asociaciones con el hecho de que le toquen las patas: acaricie suavemente sus patas y garras mientras le da un premio. Desarrolle su tolerancia a que le toquen las patas. A partir de allí, puede comenzar a recortarle las uñas de a una por vez y, luego, darle un premio. Avance hasta recortar todas las uñas de una pata y, luego, de las cuatro. Si intenta hacer las cuatro de una vez, los dos tendrán malos recuerdos de las recortadoras de garras. Si en algún momento el gato tiene un problema con el hecho de que le recorten las uñas, significa que avanzó demasiado rápido.

¿Quitarles las garras?

Recomendamos encarecidamente a los dueños de gatos que no les quiten las garras. Rascar es un comportamiento natural e instintivo para los gatos que puede dirigirse a los elementos adecuados, como un palo de rascar para gatos. Si no tiene la capacidad de usar las garras, es posible que su gato desarrolle problemas de comportamiento que no había tenido antes. Sin embargo, si siente que debe quitarle las garras o regalarlo, preferiríamos que su gato se quede en su casa y sea su compañero para toda la vida.