Hurones

Download Resource

Los hurones son grandes compañeros. Son amigables, inteligentes, curiosos y juguetones. Al ser animales cavadores, les encanta explorar, cavar y buscar recovecos para dormir, normalmente, cerca del suelo. Son predadores, por lo que no se los puede tener sin supervisión junto a roedores y otros animales pequeños. Son juguetones y muy activos. Usan la boca gran parte del tiempo, no solo para jugar sino también para explorar, dada su historia natural. Los hurones viven en grupos sociales, así que es mejor tener varios, en especial, si han sido socializados con otros hurones a temprana edad. Si no puede tener más de uno, el que tenga tendrá más necesidades sociales que usted deberá cubrir con juegos, interacción y entrenamiento.

HOGAR DULCE HOGAR

Su hurón debe vivir adentro con usted debido a los peligros del exterior (predadores, venenos y autos). Cuando no pueda supervisar sus actividades, debe encerrarlo en una jaula.

Las jaulas de alambre hechas para hurones tienen una malla de una pulgada por dos pulgadas en la parte superior y los lados, y estantes de plástico. La jaula debe tener al menos dos pies de ancho por tres pies de largo por dos pies de alto para un hurón. Debe tener de dos a tres niveles para que el hurón tenga un lugar donde dormir alejado de la caja de arena y el lugar del alimento. Aunque las jaulas de alambre se ventilan bien, la malla de alambre maltrata los pies del hurón; coloque toallas, sábanas, mantas o una alfombra en el piso de la jaula.

Dentro de ella, asegure la caja de arena con una cuerda elástica, un hilo o clips para que el hurón no pueda volcarla. La caja de arena debe tener lados de al menos tres pulgadas de alto en la parte posterior. Las cajas de arena pequeñas para gatos o los recipientes de Rubbermaid también pueden servir. En el caso de los hurones, en vez de arena, es mejor usar bolitas de papel de periódico o de heno, ya que no tienen polvo ni aceites y absorben muy bien los olores. No utilice virutas de cedro ni de madera, ni arcilla para gatos, ya que pueden causar problemas respiratorios, incluso un paro respiratorio.

Coloque una hamaca para que duerma el hurón, mantas debajo de las cuales pueda meterse y una caja de cartón o de plástico para que tenga privacidad. Los hurones son muy propensos a tener golpes de calor; asegúrese de que su jaula se encuentre en un lugar de la casa bien ventilado y que no le llegue la luz solar directa. Los hurones necesitan al menos de dos a tres horas de ejercicio por día fuera de la jaula.

HORA DE COMER

Puede comprar alimento para hurones en tiendas de mascotas. Asegúrese de que tenga entre 30 % y 38 % de proteína, de 15 % a 22 % de grasa y no más de 3 % de fibra, porque se les resulta difícil digerir fibra. El ingrediente más importante debe ser la carne. Si mantiene a su hurón con una dieta alta en proteína y en grasas, producirá menos suciedad, tendrá más energía y el pelo más suave, y estará más saludable. Si lleva una dieta comercial, los hurones deben tener acceso al alimento en todo momento. Use un tazón pesado que no pueda voltearse y sea fácil de limpiar. Muchos hurones salen bien con una dieta cruda; investigue la mejor opción para usted y para su hurón. Coloque agua fresca en una botella o un recipiente con pico y cuélguela para que pueda beber en todo momento.

Como premio, puede usar los alimentos regulares del hurón o un suplemento en aceite, como Ferretone o Vivify. No le dé alimentos para personas, como frutas, vegetales ni golosinas azucaradas, porque pueden ser perjudiciales para su sistema digestivo.

CUESTIONES DE SALUD

La mayoría de los hurones viven de seis a diez años. Alcanzan su tamaño adulto a los cuatro meses. Los hurones ven muy bien, pero tienen, sobre todo, un excelente sentido del oído y del olfato.

Hasta los cuatro años, deben visitar al veterinario una vez al año para un examen general y vacunas contra el moquillo y la rabia; a partir de los cuatro años, la visita es cada seis meses. El examen debe incluir un chequeo de parásitos internos.

Los hurones suelen tener ácaros del oído, que pueden tratarse tópicamente. Pídale a su veterinario que le muestre cómo mantener bien limpias las orejas del hurón o si observa acumulación de suciedad en los oídos.

Los hurones que se adoptan en Dumb Friends League son castrados o esterilizados antes de irse con su nueva familia. Castrarlos no solo previene la sobrepoblación de mascotas, sino que ayuda al hurón a llevar una vida más saludable y feliz.

Las uñas de los hurones crecen con rapidez y debe cortárselas una vez por semana. Para ello, puede utilizar cortaúñas pequeños para gatos o para humanos. Para evitar que su hurón se retuerza, colóquele Vivify o Ferretone en el vientre. Cuando le corte las uñas, tenga cuidado de no cortarle la línea roja (el vaso sanguíneo). Pídale a su veterinario que le muestre cómo cortarle las uñas al hurón antes de intentarlo en casa.

Los hurones, al igual que los gatos, se acicalan solos y no necesitan bañarse regularmente. Tienen un olor distintivo, que proviene de las glándulas sebáceas de la piel. Este olor es normal y no quiere decir que esté sucio. Someterlo a un procedimiento para que no produzca olor no servirá, porque solo se quitan las glándulas cercanas a la cola, lo cual le impedirá emitir un olor fuerte si tiene miedo.

Si mantiene limpio el lugar donde duerme y su caja de arena, no tendrá que bañarlo muy seguido para reducir el olor al mínimo. Después del baño, las glándulas dérmicas del hurón van “a toda marcha” para reponer los aceites perdidos, así que el hurón puede oler peor durante los días posteriores al baño. Si le da un baño a su hurón, no olvide usar un acondicionador al terminar. Su veterinario puede recomendarle el mejor acondicionador para hurones.

MANIPULE CON CUIDADO

Su hurón le indicará que desea que lo levante aferrándose a su pierna o tomándole la muñeca cuando extienda la mano. Levante al hurón del suelo con las dos manos: una, sobre el pecho, y la otra, sosteniendo la cadera. Nunca lo agarre ni lo levante de la cola, que puede ponerse nervioso y morderlo.

La mayoría de los hurones disfrutan acompañar a las personas, así que puede viajar con usted sentado en su hombro, en un bolso o con correa.

DATOS SOBRE SU COMPORTAMIENTO

Los hurones son naturalmente curiosos y hacen túneles debajo de alfombras, almohadas y otros objetos. Pueden meterse en espacios pequeños; revise agujeros y aberturas en la malla de las ventanas. Puede colocarle un arnés con cascabel para poder controlarlo.

Los hurones duermen de 15 a 20 horas al día y suelen tener el sueño profundo. Si encuentra al suyo descansando, no se sorprenda si no responde rápido a sus caricias o los sonidos que realiza. Por lo general, duermen una o dos horas y están despiertos no más de una hora antes de dormir otra vez.

Los hurones muerden por naturaleza. Lo hacen para divertirse, llamar la atención o simplemente decir “aquí estoy”. Les gusta el juego brusco entre ellos, y esto incluye mordidas. Es posible que deba enseñarle a su hurón que no puede ser brusco con usted. En primer lugar, recomendamos que el hurón no juegue con sus manos, sino que solamente use juguetes. Si así no se reduce el comportamiento al cabo de una semana, busque asistencia profesional.

A los hurones les encanta masticar, así que dele a su hurón juguetes de plástico duro, hule rígido (como Kongs), alimentos masticables (palitos para masticar, tasajo de carne seca sin condimento para animales). Las bolas de plástico con campanillas, las pelotas de golf de plástico y los tubos de cartón también son buenos juguetes para su hurón. Los hurones se aburren con facilidad y les gusta variar, así que alterne los juguetes para que su mascota siempre tenga algo nuevo.

Puede entrenar a su hurón para que use una caja de arena. Por lo general, van al baño al cabo de unos minutos tras haberse despertado o haber comido. Cuando despierte a su hurón, manténgalo en la jaula hasta que haya ido al baño; luego, dele un premio de inmediato y déjelo salir. Cuando esté afuera, es probable que el animal busque un rincón para ir al baño, así que resulta útil tener cajas de arena en varias esquinas. Si encuentra a su hurón en un lugar donde no debe estar, colóquelo en la jaula de inmediato y siga el mismo procedimiento que cuando lo despierta. Nunca castigue físicamente a su hurón por ningún motivo, ya que solo le enseñará a tenerle miedo.

La mayoría de los hurones se llevan bien entre sí y también con perros y gatos, siempre que tengan tiempo de conocerse con calma.

RECURSOS

Schilling, Kim. Ferrets for Dummies October 2007

The American Ferret Association, PMB 255, 626-C Admiral Dr., Annapolis, MD 21401; 1-888- FERRET-1; http://www.ferret.org/.