Juguetes para gatos y cómo utilizarlos

Download Resource

Juguetes seguros

Existen muchos factores que contribuyen a la seguridad o peligrosidad de un juguete. Entre ellos, el tamaño del gato, su nivel de actividad y su preferencia particular. Otro factor es el entorno en el que su gato pasa el tiempo. Si bien no podemos garantizar el entusiasmo de su gato o su seguridad con un juguete específico, podemos ofrecerte las siguientes pautas.

Sea cuidadoso

Las cosas que más suelen atraer a los gatos son, a menudo, las más peligrosas. Prepare su casa a prueba de gatos asegurándose de que no haya cuerdas, cintas, hilos, bandas elásticas, aros plásticos de tapas de botellas, sujetapapeles, agujas, alfileres y cualquier cosa que pueda ingerir. Todos estos elementos son peligrosos, más allá de lo simpático que pueda verse su gato jugando con ellos.

Evite o altere los juguetes que no son a prueba de gatos quitándoles las cintas, las plumas, las cuerdas, los ojos de plástico u otras piezas pequeñas que el gato podría masticar o ingerir.

Los juguetes blandos deben poder lavarse en lavadora. Revise las etiquetas de seguridad infantil. Busque un juguete con relleno cuya etiqueta indique que es seguro para niños menores de tres años y que no contenga rellenos peligrosos. Los rellenos inadecuados incluyen elementos como cáscaras de nuez y bolitas de poliestireno. Además, los juguetes rígidos no son atractivos para los gatos.

Juguetes recomendados

Juguetes activos: