Mudarse con mascotas de manera satisfactoria

Descargar Recurso

Mudarse a un nuevo hogar puede ser tan estresante para su mascota como para usted. A continuación, se presentan algunos consejos para ayudar a su mascota a superar este cambio de domicilio.

  • Hable con su veterinario al menos tres semanas antes de la mudanza para determinar si su mascota necesitará medicamentos contra el nerviosismo o mareo en el carro.
  • Junte todas las cosas que su mascota necesitará durante la mudanza: comida, agua, medicamentos, registros médicos, su cama y juguetes. También es útil llevar alguna ropa sucia porque el olor familiar de estos objetos son reconfortantes para mascota.
  • Mantenga a su mascota alejada de la actividad del día de la mudanza encerrándola en una habitación donde se sienta segura; de lo contrario, puede asustarse y escapar sin que usted lo note. Es difícil empacar, mover muebles y vigilar a la mascota al mismo tiempo. Tal vez la mascota puede quedarse en un lugar conocido mientras usted empaca y se muda, como la casa de un amigo o vecino, o una guardería. Siempre que sea posible, trate de no alterar su rutina diaria.
  • Asegúrese de que su perro o gato tenga una etiqueta con el nuevo número telefónico o el número de un amigo para que alguien pueda ponerse en contacto con usted si su mascota se pierde durante la mudanza.
  • Mude a los animales pequeños, como aves y hámsteres, en sus jaulas, cubiertos con una tela liviana. Quite el agua y cualquier objeto que pueda aflojarse y lastimarla. Debe mantener la temperatura constante para que estos pequeños amigos sobrevivan.
  • Desempaque e instálese un poco antes de dejar a su mascota suelta en la casa. Mantenga las puertas de las habitaciones adicionales cerradas y, de a poco, permita que la mascota acceda a ellas, a medida que se acostumbre al nuevo hogar.
  • Oriente a su perro o gato su nuevo hogar. Si es posible, trate de colocar su lugar de descanso favorito (cama, silla o almohadón) en la misma posición o área donde se encontraba en la casa anterior. Coloque sus recipientes para agua y comida, y sus juguetes, también en lugares familiares.
  • Si tiene un perro, camínelo por la casa, el patio y alrededor de la cuadra. Si tiene un gato, siéntese en silencio y acarícielo, de preferencia en una silla conocida. Designe un lugar para que su gato se esconda (va a hacerlo de todas maneras). Asegúrese de que coma, beba agua y use su caja de arena.
  • Sea paciente, amoroso y tranquilizador con su mascota, y sus mascotas se adaptaran rápidamente a su nuevo hogar.